Publicado en Reflexiones

Dar sin recibir en el bullying (breve reflexión)

¡Hola a todos! He posteado muy seguido, pero me apetecía compartir con vosotro esta reflexión. El próximo lo publicaré la semana que viene. Son fechas en las que voy a postear algo más de lo normal, en octubre lo haré algo menos.

Me apetecía compartir una experiencia personal de la niñez en mi época de ser acto de bullying y como son días previos a septiembre, quiero ayudar a los jóvenes, padres y profesores con un tema específico del bullying, que es aprovecharse del débil.

Por cierto, la de la foto principal soy yo de pequeña 😉 Si véis una foto mía en ella, significa que el post está muy enfocado a lo personal.

En la ESO, recuerdo que a un compañera con la que me llevaba muy bien y no estaba económicamente bien, me ofrecí a imprimirle los apuntes de un tema de una asignatura y pagárselos yo, para que a él no le costaran dinero. Allí estaban otros compañeros escuchándonos, incluidos muchos que se solían reír de mí y hacérmelo pasar mal. Algunos de ellos empezaron a decir: “¿Me los imprimes a mí también?” y yo por miedo a que me dijeran algo o se rieran de mí acepté. 7 son en total los compañeros a los que les imprimí las fotocopias de aquel tema, gastándome yo el dinero y posteriormente se las dí. Todos ellos cumplían el perfil del estudiante que faltaba mucho, que no estudiaba en su casa y que había repetido varias veces, algunos tenían 3 o 4 años más que yo, que nunca he repetido. Yo me gasté el dinero en apuntes que pertenecían a malos estudiantes, para escapar de que se metieran conmigo en esa situación, es decir, no ser ese momento acto de bullying.

Ha habido muchas situaciones similares así en la vida de todos, situaciones en las que hemos sido perjudicados por el bien ajeno, por no discutir o evitar problemas.

Este asunto nos hace salir perdiendo. En referencia a este ejemplo, podría haberles dicho: “no, son tus apuntes”. Me hubieran dicho “¿A ella sí y a mí no? ¿Por qué? ¿Quieres pelear conmigo o qué? Que poco honesta eres, no piensas en los demás, solo en ti misma”. Si les hubiera dicho algo a los profesores, tal ves hubiera recibido el comentario “eres una chivata”, cuando hayamos salido de la clase y era una época en la que los profesores me enseñaban y trataban bien, pero no me defendían ante las malas actitudes de mis compañeros.

Os quiero hacer una pregunta:

¿Qué hubiérais hecho y dicho ante esta situación?

Dejádmela en los comentarios.

Obviamente, está en el pasado, no me afecta prácticamente nada en el presente, simplemente he querido compartirla y sobre todo quiero que si algún padre, profesor o joven que sea acto de bullying, ve este post y vuestros comentarios, pueda recibir consejos ante situaciones así, antes de que empiece septiembre.

Muchas gracias. ¡Hasta la próxima!